El error fundamental de atribución

430909_3006780961814_314902976_n[1]

El proceso atribucional se refiere a buscar una explicación para una situación, por ejemplo, quien o que es la causa de algo.

Este error o sesgo se refiere a que solemos atribuir siempre más peso en una explicación a la forma de ser de la persona que a sus circunstancias. Mientras que para nosotros mismos, la explicación suele centrarse más en los factores situaciones que en los de personalidad, ejemplo:
Si X persona me contesta mal, yo diré que es borde, y que me ha contestado mal porque es así, cuando tal vez, me haya contestado mal porque tiene mal día, en cambio para explicar la razón por la cuál yo contesto mal, diré que es porque tengo mal día.

En atribuciones externas o referidas a otros damos más importancia a la personalidad que a las circunstancias, y en nuestros actos al revés.

Son sesgos egoprotectores que usamos para defendernos y mantener consistencia psicológica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s